jueves, 6 de noviembre de 2014

19ª Semana de embarazo

Llego a publicar esta entrada más de una semana tarde, espero que me podáis perdonar. Fue una semana un poco loca que se me pasó muy rápido. Al igual que las últimas semanas he estado muy liada en trabajo por lo que se me pasó muy rápido.

Síntomas

Tuve un gran ataque de hormonas el último día de la semana. Se juntaron varias cosas, Relojero está trabajando muchísimo tiempo, mucho más de la cuenta, yo estaba muy cansada y no me sentía respaldada. Así que ese día me entró una llorera que no podía parar.

Estas últimas semanas no os he contado uno de los síntomas más graciosos que han ido apareciendo gradualmente. Tengo la barriga peluda, me ha ido saliendo pelusilla en la barriga y ahora tengo una barriga peludita. No ha sido algo de un día para otro, ha sido gradual y me he ido dando cuenta gracias a echarme la crema. Yo no soy nada peluda así que le echo la culpa a los genes de Relojero que crecen en mi barriga, y él se mete conmigo diciendome que me va a regalar un cepillo para que los peine.

Sigo con algunos dolores de espalda en el trabajo. Me levanto muy a menudo, estiro la espalda y así consigo que se me pase durante un rato largo.

Barriga

Sigue creciendo, esta semana se subió un poco y he tenido mis primeros dolores de costillas, nada insoportable.

Peso de la semana 19: 79,6 kilogramos
Peso a comienzos de ciclo: 77,9 kilogramos
Ganados 1,7 kilos (700 gramos desde la semana pasada)

@

Sigo sin notarla, me muero de ganas cada día más. También me encantaría que la pudiera notar Relojero, yo aunque no la note moverse noto todos los síntomas, pero él no nota nada, para él es un poco como hablar en futuro. Tenemos muchas ganas de verla mañana en la ecografía de las 20 semanas.



A estas alturas el embarazo ya empieza a ser duro, ya me empieza a costar físicamente. Reconozco que esperaba empezar a quejarme algo más tarde, quizás une mes o dos más. Espero poder escribiros más a menudo y si me da tiempo dejaros ya escrita la semana 20, que ya ha pasado.