jueves, 10 de abril de 2014

La tradición de regalar chocolate

Hace unos días me contaron que es tradición cuando se va de visita a casa de un recién nacido regalar chocolate para la madre y dinero para el niño. Era la primera vez que escuchaba algo así. Parece ser que el chocolate es para que la madre tenga fuerzas para cuidar y alimentar al bebe. El dinero es para el futuro del bebé.

Me ha extrañado mucho no haberla escuchado antes, por ser una tradición de la zona (o eso parece). He estado buscando y no he encontrado ninguna referencia. Pero si que he encontrado la contraría; regalar chocolate a los que te van a visitar si has tenido una niña, y si has tenido un niño puros. Era la manera de anunciar el sexo del bebé, por lo que parece es tradicional en América. Ahora están sustituyendo los puros por regalos más saludables, como puros de chocolate en lugar de los de verdad. Tengo que reconocer que es la primera vez que escucho que los papás tengan que regalar algo a las visitas, me parece más normal lo contrario.

Intentando buscar el origen de la tradición me encontré que se usa durante el parto para acelerarlo en algunas zonas. Como las referencias eran escasas lo busqué un poco más y encontré que se usaba en el parto para administrar una hierba en la Biblioteca digital de la medicina tradicional mexicana, pero lo importante es la hierba y no el chocolate. Aquí os dejo la referencia por si alguien quiere ver la planta.

Visto que San Google no me iba a aportar una respuesta me decidí a hacerlo de la manera tradicional, preguntando a personas (son esas cosas que están tras la pantalla y también contienen información). Esto es todo lo que descubrí:

Era tradicional llevarle a la madre chocolate, galletas surtidas y vino Sanson. Todo ello para que la madre para que se recuperara. El chocolate ayudaría a la madre a sentirse mejor y conseguir fuerzas para sacar a su bebe adelante, ocuparse de la casa y el campo (pensar que hablamos de zonas rurales). Al vino Sanson se le atribuían unas cualidades increíbles, ayudaba a combatir la anemia, alimentaba-engordaba, ayudaba con el crecimiento, se mezclaba con yema de huevo para aumentar el apetito.

La justificación que encontré para regalar chocolate es que en la posguerra, con las cartillas de racionamiento, y posteriormente era un artículo de lujo. No era habitual tenerlo en casa, como lo puede ser ahora, y sólo en fiestas o acontecimientos señalados se tomaba chocolate a la taza. El chocolate era muy apreciado por sus cualidades anímicas y se consideraba que ayudaría a sentirse mejor a la madre rápidamente.

La otra tradición que me encontré al indagar fue la de regalar una gallina vieja para hacer caldos. Esta me la comentaron todos mis interlocutores pero creo que ya no se da, aunque nunca se sabe. 

Supongo que la reciente mamá entre los calditos, el chocolate y las galletas se recuperaría mucho mejor. El vino mejor ni lo mento.

En argentina me han dicho que también había la tradición de regalar chocolate, pero es este caso era a las embarazadas antes de dar a luz Y, por lo que parece ya ha desaparecido hace mucho tiempo.

Las interlocutoras que conocían la tradición de esta zona (Galicia centro) se extrañaron mucho de que aun se hiciera, pensaron que habría desaparecido hace tiempo. Mi madre me dijo que ella nunca la había practicado porque las madres se juntaban con  tanto chocolate y bebidas espirituosas que después no sabían que hacer con ellas (causa de que yo no supiera de su existencia). Yo creo que la del chocolate me la guardaré para próximos nacimientos, no le hará daño a la mamá. La gallina me da pena y se merece una jubilación agradable.

¿Conocéis la tradición?¿Sabéis de otras?¿Habéis tenido algún regalo raro?


19 comentarios:

  1. No, ni idea, la verdad... Pero me apunto la de chocolate, jajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos a recuperar la mejor parte de la tradición!

      Eliminar
  2. Que post tan curioso, me ha encantado! No tenía ni idea de lo de la gallina ni lo del vino Sansón.

    Lo del chocolate en mi entorno si que es habitual, de hecho a mi varias visitas me regalaron cajas de bombones después de dar a luz. Y dimos buena cuenta de ellos! A mi me parece un regalo mejor que las flores, por ejemplo. Aunque lo que mejor me supo desde luego fue un bocadillo de jamón que me llevó mi padre al hospital! Despues de 9 meses sin catarlo me supo a gloria :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi las flores tampoco me parecen buen regalo. Mucho mejor el chocolate. Yo creo que tendré problemas con el chorizo, me pirra. Como no haya pasado la toxoplasmosis lo primero que comeré será un bocata de chorizo después de dar a Luz.

      Un beso!

      Eliminar
  3. Pues yo pensaba que se regalaban bombones porque sí, porque es cómodo, práctico y gusta a todos. De lo demás que cuentas, no tenía ni idea!!!! De todos modos, como dice Marmes, yo creo que más gustaría un jamoncito bueno, jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La tradición más que bombones (que es más normal) lo que regalan son tabletas de chocolate del gordo. Imagínate juntarte con 10 tabletas de esas, aun que desayunes chocolate tienes para na buena temporada. Yo creo que lo pasaré fatal sin embutidos.

      Un beso!

      Eliminar
  4. Yo lo conocía todo (soy de la Galicia rural). Ahora ya no se hace (bueno, a mi me dieron muchos bombones) pero mi abuela sí me contaba muchas veces que se regalaba chocolate, vino sanson y la dichosa gallina. De hecho a mi madre, cuando nacimos yo y mi hermana aún hubo gente que le llevó el vino. Estuvieron provistos para hacer riñones al jerez durante una temporada jejejeje.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me suponía que la conocerías, estaba esperando el comentario para confirmar mis sospechas jejeje A mi lo que me gusta es la buena intención de todo los regalos, eso es lo que importa.

      Un beso!

      Eliminar
  5. Mmmmmmmmm!!! chocolaaate! :D yo tampoco había escuchado nunca esa tradición!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en mi caso se dio la casualidad que después de estar preguntando unos días para escribir el post salió en una conversación en el trabajo sin que yo la sacara. Así queda una referencia por si alguien lo busca en google.

      Eliminar
  6. No conocía ésta tradición, pero suena deliciosa... jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes a mandarle indirectas a todo el mundo para que te lleven chocolate.

      Un beso!

      Eliminar
  7. HOla! me he pasado a cotillear el blog!!
    No tenía ni idea de que se regalaban esas cosas... a mí no me regalaron nada de eso!!
    Lo mejor es llevar pañales...que sabes que vendrán bien! jajaja y molestar lo menos posible a la madre y al bebé
    Es que en este país tenemos constumbres raras...
    Una brazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por la visita!

      Yo llevaría pañales pero como aun no tengo experiencia en esas cosas, y me da miedo de equivocarme al comprarlos. Quizás cuando la tenga me anime a regalarlos.

      Un saludo!

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. shhhhh que estoy a dieta (el IMC me dice que tengo sobrepeso)

      Eliminar
  9. Qué bonita tradición! regalar chocolate siempre es un acierto, y para una mamá primeriza una buena dosis de energía!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida!

      A mi me parece una gran tradición, yo la seguiré. De los bombones que enlazas el relleno de crema de avellana me pirra.

      Saludos!

      Eliminar
  10. A mi me encanta regalar chocolate porque siempre te encuentras una sonrisa, hay pocas personas a quien no le guste

    ResponderEliminar